No puedes ver esta unidad ya que aún no has iniciado sesión.

15 Comentarios

  1. Mi historia es que tengo una hermana delgada y yo siempre he sido más ancha, así que como las comparaciones son odiosas siempre he sido la gordita, pero no era verdad, sólo que mi hermana es muy delgada, así toda mi vida he estado a dieta con 14 años pesaba 50 kilos y a dieta me casé con 31 años y pesaba 55 kilos y me puse a dieta, despues de casarme mi vida cambio y como tenía que ir en coche pesé 58 kilos y me puse a dieta, con los embarazos luego a dieta, otro embarazo otra dieta, mi peso ideal sería 62 kilos y me encuentro estupenda,hace tres años los pesaba, en verano suelo engordar 3 kilos que luego bajo para Navidades y después de Navidades otra vez a dieta, pero ahora con la menopausia no soy capaz de bajar y superó los 70 y 71 y 72 y hago de todo y con la pandemia y la bendita rodilla estoy agotada de pensar que hago mal que no me deja bajar y me autoculpo, si como algo como una excepción luego me entra un remordimiento brutal y así sigo

  2. Lo vas dejando primero un kilo y dices de la próxima semana no pasa, y no te paras y cuando han pasado unos meses cada vez es más difícil te cambias de talla de ropa…. no merece la pena.

  3. Mi historia es parecida a la de mis otros compañeras Una empieza coger peso poco a poco y cuando te das cuenta te miras al espejo y dices cómo ha llegado hasta aquí.

    Luego pienso que difícil va a ser bajar de peso y no creo que lo consiga y me entran las Prisas cuándo llega el verano sobre todo porque las carnes están más al aire o cuando tienes un evento entonces te vienes abajo y En vez de ponerme a dieta sigo comiendo y comiendo y comiendo y es un círculo vicioso detrás de todo esto hay algo encubierto que no se qué es.Habra que averiguarlo.

  4. Describir como es eso de bajar de peso para mi es muy simple, “ una Misión Imposible “. Fui delgada hasta los 29 años , engorde muchísimo en mi embarazo, mas de 25 kilos, y desde entonces he luchado sin armas contra ellos, ganándome siempre la frustración por no lograr perder los kilos que quería .
    Esta lección pone en manifiesto que es necesario ese dialogo interno, que no tengo, para aprender a descubrir las “ intenciones positivas” que hay detrás de ciertos comportamientos relacionados con la comida. Nunca me sentí culpable por comer pero siempre super que la culpa de verme asi , Si era mia …. contradictorio no?. Pero ahora ya con otras armas como la Emocion de la Responsabilidad me ayudaran a superar esta batalla.

  5. En mi caso no soy consciente de por qué me he abandonado después de haber perdido peso y llegar a un aspecto físico con el que estaba feliz. Era paulatino y no me daba cuenta hasta que ya había recuperado el peso perdido y seguía ganando. En parte era ansiedad y en parte infelicidad porque no estaba bien en mi entorno personal y alguna vez en el laboral. Y la comida era mi consuelo. A mí me cuesta ver ninguna intención positiva en esa conducta. Yo he llegado a decir que no a actividades con amigos porque odiaba mi físico y no me valía la ropa que tenía.

    Me está encantando este curso pero veo que lleva mucho más trabajo y tiempo de lo que había imaginado. Y a mí el trabajo interno sin una guía con ejemplos muy concretos me cuesta horrores, me frustro. Pero aquí estamos, intentándolo porque quiero, puedo, lo voy a lograr y sobre todo, porque me lo merezco.

  6. Muy interensante todo el contenido. Me ha llamado la atencion el que detras de cada comportamiento haya una intención positiva y el que volver a caer una y otra vez en el sobrepeso es por tener alguna necesidad por cubrir. Ahora me toca a descubrir cual es y como solucionarlo. Gracias Paloma

  7. Tranquiliza pensar en estar en un proceso, entrenando, y que nada es de un día para otro. En el camino aprendo cada día, a evitar el piloto automático, a cambiar la “culpa” por la “responsabilidad”, la intención positiva de la que nunca antes he sido consciente y en la aplicación de un nuevo comportamiento ecológico que me ayude a gestionar mejor las situaciones. Adiós a la culpa desde ya! Toma de consciencia de cada situación desde ya también, gestionando ecológicamente. Identificar todo esto me ayuda a ordenar las emociones y pensamientos, gestionarlos mejor y en buscar alternativas conscientes y ecológicas.

  8. Efectivamente siempre me doy cuenta que tengo que bajar de peso cuando tengo un acontecimiento o cuando llega el verano y me tengo que poner el biquini….me repito una y otra vez la misma canción cuando pase el verano me pongo a dieta (se que no se puede decir ya dieta). Mis fechas son después de Navidad y después del verano. Empiezo muy bien y siempre surge algo que abandono….

  9. No consigo identificar porque y para que como tanto, Cada día me digo que me quiero y me acepto como soy y por eso se en algún momento llegare a descubrirlo. Necesito trabajar mas aquello que no se, cambiar lo que pienso de mi y sobre todo hablarme con amor.

  10. Mi historia viene desde pequeña. Aún siendo delgada (ahora veo las fotos y se que lo era) yo me veía gordita. Supongo que el exceso de perfeccionismo de mi madre (que es super delgada) me llevó a no tener gran autoestima con este tema. En la adolescencia era de las que iba con la chaqueta atada a la cintura para que no se me viera el “enorme culo” que tenía. (ahora cuando me veo en aquellas fotos se lo equivocada que estaba). A partir de aquí, fue un contínuo engordar y adelgazar. Creo que el estar “gorda” ha sido como un acto de rebeldía: cada uno está como quiere y si a mi me gusta comer pues no lo voy a dejar de hacer. Las mejores épocas de mi vida, en las que más autoestima he tenido he estado delgada, en la edad madura ya. Luego ya vino mi embarazo y fue como volver al pasado con los problemas familiares…esto me hizo refugiarme en mi “querida comida” como cuando era adolescente. Ahora, realmente no estoy obsesionada con mi peso, me hablo bien ante el espejo…pero me da muuuuucha rabia no poder vestir como me gusta y no poder ponerme toda esa ropa del armario….

  11. El concepto de intención positiva ha sido un descubrimiento para mi porque me ha ayudado a encontrar la verdadera causa de mi autoboicot o de mi nefasto dialogo interno y eso es algo que no había sido capaz de ver hasta ahora. Hay una necesidad no cubierta …. ahora viene la pregunta del millón: ¿Cómo identifico esa necesidad no cubierta que cubro boicoteando cada intento de adelgazar? Eso me va a llevar más trabajo interno y hay que centrarse en ello … creo que he localizado el próximo objetivo …

  12. Hasta ahora he fracasado porque no he tenido tiempo p¡, porque no me he parado a quererme y a darme mi lugar y amor a mi misma ayudar a los demas estar dispuesta a ayudarlos e incluso la felicidad de los demas estaban antes que mis necesidades

  13. Mi historia es tal como la describe Paloma, no hago nada durante mucho tiempo, dedico mi tiempo a cuidar el diablillo que tengo en mi hombro y le doy de comer de picoteo cada vez que me lo pide, pocas porciones pero constantes, y zasss! me proponen salir o quedar o cualquier evento fuera de casa, me miro en el espejo y pienso, tengo que bajar de peso, pero como me he dejado llegar hasta estar así?, y ahora que me pongo si nada me vale?. Sé muy bien lo que tengo o tenía que haber hecho, o no hecho…, pero efectivamente no lo pongo en práctica. Ni siquiera después de esa salida de casa, con la ropa que me pongo al final siempre porque es la que me vale, y pienso, para que? sí no lo he hecho hasta ahora, no voy a ser capaz ahora de hacerlo, total no merece la pena. Tal cual.
    Lo que yo veo difícil es identificar que necesidad estoy cubriendo con mis comportamientos y el ejercicio de está lección será todo un reto y descubrimiento para mi.

  14. Lo más difícil es encontrar la necesidad detrás del comportamiento

  15. Hola Paloma, yo también me identifico con Maria, hace exactamente 2 años atrás un viejo amigo de juventud se casó con otra vieja amiga de la juventud, de modo que está boda era la ocasión perfecta para volver a reunir a todos los viejos amigos de la juventud, algunos de nosotros no nos habíamos mirado en 25 años!! Paloma yo quería encontrar esa varita mágica o pócima diaria que me hiciera desaparecer todas las libras que yo tenia encima pero a la voz de ya!! Logre bajar 15 libras con muchísimo sacrificio, recuperándolas tristemente un mes más adelante.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *