No puedes ver esta unidad ya que aún no has iniciado sesión.

9 Comentarios

  1. La ansiedad es una llamada de atención que me da la oportunidad de transformar esta emoción. cuando sienta ansiedad voy a utilizar la herramienta PROA. Me encanta que la ansiedad sea mi aliada.

  2. Claramente, la ansiedad pertenece a la familia del miedo.
    Tenemos más habilidades de las que somos conscientes y muchas veces creemos que no somos capaces de hacer algo que nos lleve al éxito de nuestros objetivos. Algo que muchas veces está muy identificado, que sabemos que necesitamos hacer y no lo hacemos, efectivamente, porque nos falta seguridad. Antes no escuchaba a mi cuerpo, ahora si y esto me ha hecho conocerme más, además de sorprenderme sobre mí misma. A mi la perfección me genera estrés y me refugio en la comida.
    ¡¡¡Yo puedo!!! ¡¡¡Soy capaz de hacer lo que me proponga!!!
    Utilizo bastante lo del cambio de pensamiento y quitar peso a las amenazas sobre todo si no son reales porque no han pasado todavía…
    Definitivamente, la postura de poder es la que más tengo que practicar!
    Afrontar y no huir!!!

  3. Hace poco tiempo que empecé entender que algo dentro de mi no iba… y de alguna manera, saqué ciertas cosas de mi vida y mi ansiedad ha disminuido muchísimo. Ahora con ésta explicación entiendo el mecanismo! Mi cuerpo pidiendo auxilio…mis malas relaciones con la comida, con cierta gente, las navidades! Todo concuerda… Que maravilla saberlo, aprender, y actuar en consecuencia. Gracias Paloma.

  4. A mí me aparece la ansiedad por Malas relaciones personales, ya sea con mi familia o en trabajo. Es cierto que al comer como que te sientes refugiada, más tranquila. Respirar y meditar serán mis aliados

  5. La ansiedad pertenece a la familia del miedo.
    Yo la he bebido bastantes veces. Me encanta poder aprender herramientas para entender porque lo he vivido y como reconducirlo.

  6. No puedo conseguir cambiar cosas que no dependen de mí. Voy a recordar que es diferente el “tengo que…” del “quiero”. Necesito bajar mi nivel de autoexigencia y mejorar mi autoconfianza. Me ha ayudado mucho saber que la ansiedad es una llamada de auxilio y que el cuerpo me está queriendo avisar.

  7. La ansiedad aprece cuando me siento amenazada. Debo parar escuchar las señales de mi cuerpo. Detectar la amenaza. Respirar y visyaliza otro final mas saludable

  8. Ésta es mi emoción desde luego, la que me ha llevado a mi mala relación con la comida desde pequeña, por todos los aspectos mencionados. Voy a aprender a relacionarme mejor con ella definitivamente!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *