No puedes ver esta unidad ya que aún no has iniciado sesión.

13 Comentarios

  1. lo de las bailarians me costo cambiar lo que veia, lo consegui a la mitad, supongo que es como todo, poco a poco, con las gafas me ha ido mejor, me he puesto las gafas del amor y la paciencia, comprendiendo que mañana lo hare mejor, que esto es un proceso y que prefiero que me funcione a largo plazo antes que fustigarme y abandonar

  2. Tanto el ejercicio de las bailarinas como el del ajedrez entendi que depende de la luz, del enfoque y por supuesto de mi atencion es que cambiaban las cosas. Lo del vaso siempre lo vi con la vista del optimista y me encanto descubrir otro puntos de vista con los que me identifique. Que maravilloso regalo descubrir estas gafas que puedo cambiar para percibir distintas realidades sobre mi. Ha sido un ejercicio profundo para verme con otros ojos.

  3. bueno, pues es el ejercicio de las bailarinas me fue genial, desde el principio vi que una giraba en el sentido de las agujas del reloj-la del centro- y las otras dos giraban en sentido opuesto entre ellas, sólo coincidiendo al final en la posición inicial las 3. La el tablero me costó un poco más, y lo vi 3 veces para situarme, lo de las sombras me costó. Respecto al ejercicio la verdad que cambiar las gafas no me cuesta demasiado, tal vez porque en mi época de guóa muchas veces tuve que ponerme en el lugar del turista pesado, del turista detallista, del turista tiquimiquis, del que le gustaba hacer paradas en todos las bodegas del mundo, del que entraba en las tiendas y se olvidaba del horario del barco, etc… y la verdad que siempre fui capaz de hacerlo, sin apenas enfadarme como mis compañeros que llegaban con enfados enormes por esas cosas. Esa parte con los demás si me es fácil, lo díficil es mirarte tú y verte con otras gafas…

  4. No he sido muy paciente en el ejercicio de las bailarinas, pero sí he experimentado sorpresa en el ejercicio final de la lección, con la facilidad con la que he podido cambiar hasta 4 gafas diferentes. Muy potente y para seguir trabajándolo.

  5. Empiezan las tres iguales,al revés de las agujas del reloj, cuando se iluminan la de los extremos, la del extremo izqdo gira sola en la dirección de las agujas del reloj y las de la derecha continuan igual pero cuando la del centro se alinea con la de la izqda cambia y termina igual que la de la izqda jajajaja eso lo veo con mis gafas, en el damero me gustaría ver cómo hace los cruces de luces.
    A veces las gafas están empañadas,es culpa de las mascarillas jajaja hay que tenerlas muy limpias

  6. Bueno, pues yo el de las bailarinas me costó pero lo pude hacer…pero el del tablero de ajedrez o lo que sea…no veo nada de nada …

  7. Bajo mi punto de vista las tres empiezan en la misma dirección y al poco tiempo es cuando la de la izquierda cambia el sentido. Voy a tener que trabajármelo mucho, Cambiarse las gafas para ver la realidad de otra forma me cuesta mucho, tal vez porque llevo unos días que no estoy muy receptiva.

  8. De acuerdo con Yolanda. El ejercicio de cambiar de gafas para cambiar la percepción de la realidad no es tan sencillo como pudiera parecer. O a lo mejor, es la creencia de que no es fácil la que lo complica.

    Ahora tengo la idea de que no existe una realidad como tal sino infinitas realidades en función de las gafas que cada uno lleve puestas.

    Dicho esto me parece algo grandioso para dejar de sufrir por muchas cosas y para empezar a disfrutar de muchas otras.

  9. Me ha gustado mucho el vídeo de bailarinaa…como la percepción es tan sutil…y está ahí ..todo es según la visión de las gafas que uses en ese momento.. hay que guardar muchas gafas en el baúl e ir sacando….

  10. El hecho de poder crear mi realidad me gusta, ahora la cuestión es ponerlo en práctica con las gafas adecuadas.

  11. Primero las veia claramente en el sentido de las agujas del reloj, pero al cambiar el contraste iban a la inversa y solo la del centro, que seguía en negro, la veía girar en sentido de las agujas del reloj. Me encantan estos ejercicios de percepción!

  12. Necesito mucho más tiempo para poder plasmar en un papel que gafas uso y por cuales cambio, porque tengo el botón de piloto automático algo roto, o bloqueado, y no me permite ver y concienciarme como veo las cosas, las veo y no pienso. Soy consciente de que eso me esta perjudicando mucho aunque es una acto de defensa y de amor (del malo). Tengo mucho trabajo por delante pero necesito asimilar toda la teoría para poder ponerla en práctica.

  13. He tenido que ver 6 veces el vídeo de las bailarinas porque la de la derecha no había manera …. algún bloqueo quizás, pero lo conseguí …
    Este módulo me está costando muchísimo, cambiar la realidad parece fácil pero quitarse esas gafas que están adheridas a ti como una segunda piel está costando…. iré probando con disolvente, con aguarrás o con lo que sea hasta despegarme esas gafas del “no vales/no puedes/no eres suficientemente … (buena, activa, delgada, constante …)” y una vez que me las logre quitar las voy a quemar, para no volver a usarlas jamás de los jamases.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *