No puedes ver esta unidad ya que aún no has iniciado sesión.

3 Comentarios

  1. Me sentí muy identificada con Margarina, mi madre por un lado intentando siempre que no engorde y mi abuela cada vacaciones que iba me hacía los mejores plato y ha comer todo lo que quisiera. Con el ejercicio del mando a distancia he logrado cambiar y percibir de otro punto de vista más positiva la bondadosa intención de mi abuela y la intención de cuidarme siempre de mío madre que hasta los días de hoy me dice, ¡Hija, tu no puedes subir de peso, recuerda que te perjudica tu columna! Y eso es no lo había percibido hasta ahora.

  2. Me costó un poco este ejercicio de mando a distancia pero la hice y este pasado que me hacia sentir mal, le pusé mas color, una canción que me encanta y las palabras que me hirieron las pasé rapidamente de manera que solo me quedé con una imagen de mi en un día lindo y escuchando una canción preciosa.

  3. He puesto en práctica el ejercicio del mando a distancia con mi tema del trabajo y me ha parecido increible, lo he silenciado y he bajado la luz y el contraste hasta quedar la imagen en negro. Desde ese dia estoy más contenta, es como si hubiera terminado la película. Me he puesto las gafas de VENCEDORA y he visto la situación desde el punto de vista de lo que gané a pesar de todo. Fue una batalla en la que salí herida, pero VENCÍ!!!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *